Concha M.

Somos los familiares del novio y quisieron hacer un guiño a nuestra tierra gallega. Al principio pensamos que seria  algo normal, pero la sorpresa fue mayúscula. Puedo decir 

que pocos pulpos hemos comido tan sabrosos y , de donde somos sabemos de lo que hablamos. Una decoración  marinera muy cuidada. Nos gustó todo, y la amabilidad del pulpeiro de diez, simpático y disfrutando de lo que  hacía que eso no se puede improvisar. Lo recordaremos por mucho tiempo porque fue un auténtico acierto.  Enhorabuena . Lo recomiendo encarecidamente.

error: Contenido protegido!🤬